¿Tu sueldo no te alcanza? Manéjalo con prudencia


Image130

Nuestras finanzas dependen casi siempre de nuestro sueldo en su totalidad y muchas veces este no cumple con los requerimientos económicos que solicitamos. Seguramente te haces estas preguntas todas las quincenas: ¿Por qué no me alcanza mi sueldo? ¿Por qué no cubro todos mis compromisos y gastos? Muchas veces al desconocer el manejo de nuestra economía pensamos que al comparar los consumos que tiene otra persona y al no ser iguales a los nuestros, concluimos que el salario mensual que recibimos no es acorde a nuestro presupuesto de gastos. Casi siempre, el error es de nosotros, al desconocer el sueldo que se tiene y no concretar planes económicos con expectativas reales sobre nuestros ingresos y egresos diseñado para no gastar más de lo que ganamos.


Entonces, si el sueldo que gano no me alcanza: ¿Qué debo hacer? La respuesta es: ¡Manejarlo con mucha prudencia! Esto traerá como resultado el control de tus finanzas. ¡Presta mucha atención!


¿Cuánto gano?


Cuando llega el día de pago a final de cada quincena o mes, casi nunca evaluamos nuestro sueldo, nos dirigimos directamente a pagar las deudas, comprar, entre otras cosas sin mirar cuanto estamos gastando. Por lo general se ha comprobado que más de la cuarta parte de la población consume más de lo que gana, es decir, que ningún porcentaje de su sueldo va dirigido a los ahorros, error que destroza nuestras finanzas.


¿Ya sabes cuánto realmente ganas? Es muy importante que tu sueldo lo dividas en el porcentaje que te sea más conveniente, para que cada uno de ellos vaya dirigido a un gasto en específico, por ejemplo:


- Un porcentaje ira destinado a los consumos de alimentación.


- Otro porcentaje que quizás sea el mayor de todos, ira para solventar los consumos del hogar como el alquiler, los servicios de luz, agua, cable, etc.


- No olvides que tu sueldo no es solamente para gastar y pagar. ¡Ahorra! Dirige una cantidad a los ahorros, ya sea poco o mucho, es vital que guardes dinero todos los meses.


- Una proporción de tu sueldo se ira con los consumos extras de gasolina, transporte, medicinas, seguros y la educación de tus hijos. Estos gastos pueden variar según lo amerites tomando en cuenta que en este porcentaje también entran los consumos de diversión o recreación, ropa y uno que otro gasto que no esté planificado en tu presupuesto.


¡Sigue el presupuesto, evita salirte de tu plan de gastos!


Aunque no tengas deudas generadas, es importante no consumir más de lo que nuestro presupuesto nos indique, mantente firme en tu plan financiero esa es la clave para no perder el registro de nuestro salario. Si no tienes el suficiente autocontrol para no gastar en cosas que por ahora no son prioridad, trabaja en ello hasta lograrlo.


¡Evita salir y derrochar dinero en pequeñas cosas!


En repetidas ocasiones cometemos el error de comer fuera de casa o consumir cualquier tipo de comestibles que a diario van sumándote gastos, que, por más pequeños que sean perjudican tu sueldo. Una que otra cena familiar al mes no está de más, siempre y cuando ya esté planeada dentro del presupuesto.


¡Abre bien los ojos y aproveche las ofertas!


Gran parte del sueldo se va en la adquisición alimenticia, pero, es vital que sepamos aprovechar al máximo cuando estas se realizan. Cuando salimos de compras hay insumos donde puedes ahorrar mucho dinero, como en productos de higiene personal (jabones, rasuradoras, lociones corporales, etc.) que cumplen la misma función, pero, las marcas más populares tienden a ser más costosas. Compara los precios en los almacenes, evita comprar sin analizar el mercado y aprovechar ofertas.


Si te aumentan el sueldo, olvídalo. ¡Haz como si nunca lo hubieran hecho!


Es muy común ver que mientras más ganas, más derrochas. Esto es un desacierto que te impedirá crecer económicamente, no dejes que esto te ciegue de obtener tu propia casa, un nuevo auto o esa remodelación que tanto sueñas y que solo conseguirás ahorrando.


Tu salario forma parte fundamental de tus finanzas y como fondo monetario principal, debes cuidarlo. En Venmetro te invitamos a que manejes con prudencia tus ingresos y pongas en práctica estas herramientas que definitivamente deben formar parte de tu educación financiera.


 


Palabras claves: Venmetro, sueldo, salario, dinero, economía, finanzas, ahorros, ingresos, egresos, presupuesto.


 


Comparte este artículo en:

Social twitterSocial facebookSocial linkedin