¿Sueñas con pagar las tarjetas de crédito? ¡Hazlo posible!


Image 52

Si eres de los que se levantan cada mañana soñando con pagar las tarjetas de crédito y aún no lo has logrado, te daremos unos consejos para que lo hagas realidad. Nuestra intención no solo es que te liberes de los pagos, sino que te olvides de esa rutina de estrés e inicies el día pensando en otras cosas.


Comienza contando cuántas tarjetas de crédito tienes activas, después revisa la tasa de interés de cada una; con esto queremos lograr que te organices mejor y establezcas lo que puedes gastar, sin que tengas que tocar tus ahorros.


Sabemos que el pago de las tarjetas de crédito es mensual y que todas tienen una cuota específica, pero no dejes que tu sueldo se vaya tratando de cancelarlas, porque te estás creando un problema sin necesidad. Recuerda que no es obligado pagar el monto completo de una vez.


Si quieres sacrificarte y pagarlas de una vez, eso ya quedará de tu parte. Sin embargo, no tienes que desesperarte, porque también debes comprar los alimentos, pagar los servicios básicos y otros gastos importantes que no puedes olvidar.


Cuando logres pagarlas, déjalas en tu casa. ¿Por qué debes hacerlo? Sencillo, porque así te olvidarás de que las tienes disponibles y solo dependerás del dinero que hay en tu cuenta de ahorro, evitando esos gastos que no forman parte de tu planificación mensual. Es mejor usarlas cuando se presente una emergencia o para invertir en algo productivo.


No acumules pagos


Evita dejar que se acumulen las cuotas que debes cancelar por tus tarjetas de crédito cada mes, para que no le des la opción al banco de aumentarte la tasa de interés, o peor aún, de descontarte de tu cuenta de ahorro lo que no pagaste a tiempo.


Como decía Confucio: “Si sabes lo que tienes hacer y no lo haces, estás peor que antes”. ¡Excelente reflexión! No puedes decidir usar las tarjetas de crédito en cosas que seguro no son necesarias y después olvidarte de pagarlas, porque las consecuencias pueden ser peores de las que imaginas.


Ahora, si sientes que debes utilizar las tarjetas de crédito cada mes, entonces busca la forma de hacer nuevos ingresos, invirtiendo en un negocio para que no tengas que dejar tu sueldo completo en deudas. Empieza por algo pequeño, que a corto o largo plazo te dejará grandes recompensas, como parte de tu segunda opción para salir de esos pagos que no te dejan dormir en paz.


Tener sueños no es malo


Siempre que decidas trabajar para hacerlos realidad en un tiempo real. De nada te servirá pensar que quieres usar más dinero del que tienes para satisfacer tus necesidades, si no harás algo para aumentar tu situación económica actual.


Es tiempo de reflexionar y usar el dinero necesario para cumplir con todos tus compromisos financieros, así te estarás evitando dos cosas: generarte más deudas y quedar mal con el banco, porque si en un futuro quieres pedirle algo, primero deberás comprobar que eres responsable con tus pagos y prudente al momento de usar tu dinero. ¡Si se puede, hazlo posible!


 


Palabras claves: Tarjetas, créditos, sueños, pagos, dinero, cuenta, beneficios, presupuesto, planificación, consejos, banco.


Comparte este artículo en:

Social twitterSocial facebookSocial linkedin