Salario y beneficios laborales: ¿Cuánto ganas realmente?


Image 98

Al buscar un trabajo nuevo lo primero en que nos fijamos es en el salario. Muchas veces el dinero que recibimos en compensación por nuestro trabajo es nuestra única motivación. ¿Alguna vez te has puesto a analizar todos los beneficios que te son ofrecidos, así como el salario emocional? Si la respuesta es no, este artículo tal vez te haga ver las cosas de diferente forma.


Beneficios laborales:


Ya sea que estás pensando en el trabajo que tienes actualmente o en uno nuevo, es importante definir todos los beneficios que recibes de la empresa. Muchos negocios reconocen el valor de los beneficios agregados y se enfocan en ofrecer a sus colaboradores excelentes opciones.


Entre los beneficios que se ofrecen generalmente, destacan:


- Descuentos en otros negocios: Esto se logra a través de paquetes corporativos, en por ejemplo: Gimnasios, tiendas, servicios de telecomunicaciones, entre otros.


- Descuento de empleado: Dependiendo de la empresa que estas evaluando puede que como empleado tengas descuentos en los productos y servicios que ofrecen.


- Seguro médico privado: El seguro social muchas veces no es suficiente. El seguro privado te da la opción de atenderte en otros hospitales con mejor servicio.


- Opciones de horario: A veces trabajar de 8am a 5pm todos los días por años puede ser tedioso. Este es el horario que utilizan la mayoría de las empresas lo que afecta no solo el tráfico, sino que hace que las diligencias personales se conviertan en un gran inconveniente.


- Buenas instalaciones: Trabajar en un lugar que no tiene lo que necesitas para realizar tus labores puede ser el infierno de muchos. Por ejemplo a nadie le gusta liderar con internet lento o en un caso más extremo, goteras.


- Otros: Cursos y capacitaciones, transporte privado, horas extra bien remuneradas, comisiones, fines de semana libre.


Al momento de comparar un trabajo con otro, piensa en los beneficios agregados y no solo en la cantidad de dinero que te ofrecen. Estos beneficios definitivamente le agregan valor al salario que recibes.


Salario emocional:


El llamado salario emocional también tiene un gran peso en tu vida incluso si desconoces de su existencia. El salario emocional comprende de acciones o políticas de la empresa que desarrollan un vínculo contigo. Básicamente es todo lo que te permite ser feliz y apreciar tu trabajo.


Algunos de los factores que afectan el salario emocional son:


- Reconocimiento del trabajo que va más allá de tus funciones: A veces tenemos que hacer cosas que están lejos de ser para lo que nos contrataron. En la mayoría de los casos esto no significa que recibiremos algún tipo de compensación económica por ello, pero el reconocimiento del esfuerzo debe ser hecho o la frustración puede empezar a crecer.


- Buen ambiente laboral: Llevarte bien con tus jefes y compañeros de trabajo es importante para tu salud mental. Nadie quiere despertarse para ir a trabajar a un lugar en donde tiene que tratar constantemente de no perder los estribos o estar siempre a la defensiva. Es simplemente agotador.


- Posibilidad de crecer profesionalmente: Saber que existe la posibilidad de crecer en una empresa puede ser algo decisivo a la hora de decidir si te quedas o decides explorar otras oportunidades. Ya que no todas las empresas te dejan crecer.


Recuerda que todos necesitamos ese incentivo extra porque algún día el dinero no será suficiente. En caso de que ya no lo sea, habla al respecto con las personas que pueden cambiar esa realidad. Los valores agregados por lo general no tienen un gran impacto económico en la empresa ya que al tener empleados contentos, se reducen las renuncias y aumenta la productividad.


 


 


Palabras clave: Trabajo, salario, salario emocional, dinero, beneficios laborales, empleos, empresas.


Comparte este artículo en:

Social twitterSocial facebookSocial linkedin