¿Qué es un embargo y qué debo hacer en este proceso?


Imagen243

Cuando solicitamos un préstamo financiero o crédito solemos pensar en el dinero que recibiremos y los beneficios que obtendremos con este. Por el contrario, a lo que todos piensan y desean, un préstamo es una responsabilidad de ambas partes, tanto de la agencia como del cliente. Si bien el banco o entidad financiera suele cobrarnos cierto porcentaje de intereses por sus servicios prestados, ambas partes nos encontramos protegidas por el documento legal con un acuerdo que tiene peso reglamentario y si este no es cumplido puede ser penado por la ley. Al recibir nuestros beneficios también es vital que respondamos a nuestras responsabilidades, sin embargo, ¿qué pasa cuando no pagamos el capital prestado por la agencia?


Todos los acuerdos bancarios se hacen bajo documentos legales para proteger nuestra integridad, y al no cumplirlas estos conllevan a ciertas sanciones que son penadas por la ley. Los embargos son una de las penas más comunes que solemos ver con los clientes que no cumplen con su parte del contrato, afectando así significativamente sus bienes o activos. Te invitamos a conocer todo sobre este tema. ¿Estás preparado para saber qué es y qué debes hacer si te toca pasar en un evento así? ¡Veamos!


Empecemos con lo elemental, ¿qué es un embargo?


El embargo, es la retención de los bienes materiales de un individuo para favorecer a la parte afectada del contrato, en el cual se busca la venta de los mismos para conseguir cancelar la deuda total que el individuo adquirió y la cual incumplió al banco o agencia financiera. Este tipo de procedimientos es realizado por las autoridades competentes, como lo es un juez.


Existen dos tipos de embargos y se clasifican en:


Embargo preventivo: Como su nombre lo indica este se hace de forma preventiva, notificándole al acusado que puede ser sancionado con la retención de sus bienes si no se cumple de inmediato con la cancelación de la deuda.


Embargo ejecutivo: Al acusado no atender el primer llamado preventivo, se procede a la ejecución del embargo retirando los bienes que permitirán pagar el monto de la deuda.


Este tipo de sentencias se hacen bajo una serie de procedimientos, los cuales van desde la siguiente cronología: decreto del embargo, fecha de la ejercitación del embargo, determinación del valor de los bienes y embargo propiamente dicho (el monto total de todos los bienes debe superar el monto total de la deuda, ya que el acusado debe pagar los costos del procedimiento legal).


Es importante saber que el imputado tiene derecho a escoger cuales de sus bienes serán embargados, siempre y cuando estos cumplan con la cancelación total de la deuda. Muchas veces el acusado no conoce que tiene este derecho y por ende se embarga aquello que quizás para el individuo tiene más valor o significado.


¿Qué hacer en este proceso?


El primer paso que se debe dar durante el embargo es el reconocimiento de la deuda, no es recomendable negar el acontecimiento o evadir la ley si esto sucediera. Acuda a todos los llamados preventivos que se le hagan, contrate a un abogado para que este lo guie de la mejor manera posible y evite perder más de lo que desea. Cancele su deuda y cumpla con el procedimiento de embargo si no posee el capital para cancelarlo, de esta manera evita ser penado con alguna sentencia mayor. Debe tomarlo con calma y saber que todo en la vida tiene una solución, sobre todo en temas económicos.


En Venmetro tenemos un compromiso con nuestros clientes y sabemos la responsabilidad que deben tener ambas partes. Evita caer en un penoso escenario como este y paga tus cuotas. Recordemos que esto nos puede marcar como un cliente poco responsable y en un futuro no optar por este maravilloso beneficio. ¡Sé responsable con tus pagos y evita un embargo!


 


Palabras claves: Venmetro, embargo, préstamo, crédito, bienes, deuda.


Comparte este artículo en:

Social twitter  graySocial facebook  graySocial linkedin  gray
Cerrar X
Mail blog

Suscríbete para más noticias y tips.


¿Te gusto esta nota? Te invitamos a que te suscribas a nuestro newsletter semanal, para más consejos sobre tu finanza personal.