¿Pido un Préstamo o un Crédito?


Image 67

Quieres invertir en algo y estás pensando en pedir un préstamo o un crédito, pero, ¿no sabes cuál es la mejor opción? ¡Tranquilo! A continuación te mostraremos las ventajas de cada uno y ya quedará de tu parte escoger el que más se adapte a tus necesidades y a tu bolsillo.


Primero, es importante que sepas que un préstamo consiste en una cantidad específica de dinero que te brinda al momento un servicio financiero o un particular, para que logres cubrir tus gastos a tiempo, y este se debe devolver en cómodas cuotas cancelando los intereses en un plazo determinado. 


Ventajas:


- Es útil para aquellas personas que no lograron completar el efectivo para adquirir un producto o servicio, o para aquellos que no quieren tocar sus ingresos porque son para los gastos básicos o emergencias.


-Puede servir para invertir en un vehículo, en los estudios, vivienda, artículos, entre otros.


-Se puede pagar en cómodas cuotas en un plazo determinado. Además, generalmente los intereses de los préstamos son bajos.


-Puede servirle a las empresas pequeñas o para esos emprendedores que necesitan adquirir algo en el momento para su negocio.


¿Cualquier persona tiene derecho a solicitar un préstamo? ¡Sí! No importa que no estés trabajando o que pertenezcas a la tercera edad; recuerda que lo único que le interesa al individuo que te facilita el dinero, es que te comprometas a buscar la forma de pagarle en el tiempo que estableció desde el inicio, ya queda de tu cuenta cómo lo harás.


Por otra parte, un crédito es una cantidad de dinero que se facilita con un límite específico. A diferencia de un préstamo, este no se entrega de una vez. Entendiendo que primero la institución financiera deberá investigar a la persona que lo está solicitando, para definir cuánto le puede dar, porque los intereses pueden ser un poco más altos.


Una vez que la entidad financiera confirma que te puede dar el dinero, lo ingresará a tu cuenta o tarjeta de crédito. Ahora, ¿qué puedes hacer para pedir más? Ir pagando mensualmente los intereses, porque esto les dará a entender que eres una persona responsable y que con tus ingresos cancelarás poco a poco lo que vas solicitando y hasta más.


Ventajas:


-Cuando un crédito se termina, se puede pedir de nuevo o ampliarlo, en caso de que no te haya alcanzado lo solicitado.


-Los intereses se deberán pagar de acuerdo al dinero que hayas usado de la cuenta o tarjeta de crédito.


-Sirven para pagar las deudas que tienes acumuladas o comprar lo que siempre has anhelado, un auto nuevo, en los estudios, remodelación de la vivienda, artículos, entre otros.


-Son de corta duración, pero esto te servirá para pedir más de uno.


Los créditos se recomiendan más que todo para las personas que tienen grandes empresas, sin embargo, esto no quiere decir que alguien que no tenga un negocio no lo pueda pedir, mientras tenga ingresos fijos las entidades financieras le dirán: ¡Bienvenido!, pero deberá recordar que si se excede, esto le podría generar una deuda innecesaria.


Los préstamos y créditos son muy útiles, no podemos decirte cuál es la mejor opción, porque ya quedará de tu parte analizar la información que te acabamos de ofrecer, para que tomes la decisión que se adapte a lo que deseas, dependiendo de tus ingresos y de tu presupuesto mensual. ¿Qué esperas? ¡Elige la mejor opción!


 


 


Palabras claves: Préstamo, crédito, dinero, invertir, cuotas, tiempo, límite, intereses, deudas, ingresos, presupuesto.


Comparte este artículo en:

Social twitterSocial facebookSocial linkedin