Pereza financiera: Sus síntomas y cómo combatirlos


Image 91

La mayoría de nuestros problemas económicos se derivan de no tomar el tiempo para pensar, organizar y arreglar nuestras finanzas. Podría decirse que en casi todos los casos el denominador común es la pereza.


Nos decimos “lo haremos después” y terminamos haciéndolo de último minuto o no haciéndolo del todo. Acumulamos facturas, no declaramos impuestos, pagamos después del día de cierre, no hacemos presupuesto, seguimos sin ahorrar o invertir, gastamos de más, etc.


Si alguno de los ejemplos mencionados hizo que sonara una campanita en la cabeza, entonces tal vez sufras de lo que llamamos Pereza Financiera. Tranquilo, tiene cura.


Solo hazlo: Déjate de excusas y lleva a cabo lo que tienes que hacer. No dejes para después nada solo porque parezca tedioso. Lo más probable es que lo termines haciendo en corredera. En cuanto te des cuenta de que hay algo que tienes que hacer, solo hazlo en ese momento, no después, no ahorita, no mañana… ¡Ya!  


Limpia: Facturas, contratos, cosas sin importancia y los papeles de los que depende tu vida. Todos forman parte de esa montaña de papeles que te da pereza organizar. Acomoda todos los papeles y verás como todo ese desorden empieza a cobrar sentido.


Declara: En caso de que seas independiente, lo más probable es que debas declarar impuestos. Lidiar con el gobierno parece ser un martirio. En realidad no es tan malo como parece, claro, si te organizas y le dedicas el tiempo que corresponde.


Agenda: Todos tenemos plazos que cumplir. Aunque pensamos que el mundo está ahí para esperarnos, la verdad es que si no pagas a tiempo, algunas instituciones te cargan intereses. Esto solo aumenta la cantidad inicial del pago que debías hacer. Compra una agenda o activa tu calendario online para que puedas estar más organizado respecto a las fechas en las que te corresponde pagar.


Contrólate: No hay que ser un genio para hacer un presupuesto y vivir bajo uno. Organízate y verás cómo invirtiendo solo un par de horas podrás ahorrarte mucho dinero a la larga. ¿Sabías que está de moda ser responsable?


Ahorra e invierte: Tendemos a dejar todo para el último minuto. En el mundo de las finanzas cada minuto cuenta. Si esperas demasiado para invertir, ahorrar o abrir un plan de retiro se puede pasar tu oportunidad y no regresar. Aprovecha el ahora para preparar tu futuro y el de tu familia.


Tener las cosas bajo control reduce los niveles de estrés, frustración y cansancio. Si dejas a un lado la pereza, lo más probable es que puedas hacer todo lo que te propongas y una vez hecho, podrás relajarte sabiendo que tus finanzas están bien.


Recuerda que al principio puede ser abrumador pero una vez logres arreglar todo, y mantengas esa disciplina no solo mejorarás tus finanzas y tu paz mental, también te asegurarás de no volver a lo mismo de antes.


 


 


Palabras clave: Pereza financiera, finanzas, economía, dinero, organización, finanzas personales, economía, facturas, ahorros, impuestos.


Comparte este artículo en:

Social twitterSocial facebookSocial linkedin