Operaciones de Financiación según el tipo de Cliente


Image 71

Los seres humanos literalmente desde que nacemos tenemos la necesidad de “financiación”, necesitamos de oxigeno para suplir nuestra necesidad de respirar, también necesitamos alimentarnos, comunicarnos, desplazarnos, entre otras cosas. Muchos se preguntarán cómo se puede comparar un término económico con la vida común de un humano, pues sencillamente porque necesitamos la financiación de elementos, alimentos y personas que nos permitan llevar a cabo nuestro propósito: sobrevivir.


La financiación consiste en aportar dinero y recursos para la adquisición de bienes o servicios, es habitual que el financiamiento se canalice mediante créditos o préstamos (la persona o empresa que recibe el dinero, debe devolverlo en el futuro).


De acuerdo con el plazo de vencimiento, es posible distinguir dos tipos de financiación: corto y largo plazo. Otra clasificación de financiación puede realizarse tomando en cuenta la procedencia de los recursos. La financiación interna tiene su origen en fondos producidos por la propia persona o empresa a través de sus actividades (pagos, reservas, entre otros); mientras que la financiación externa es aquella que procede de inversores externos como las instituciones financieras y de créditos.


Los tipos de clientes más comunes se clasifican en:


- Personas físicas y naturales (empleados y asalariados, particulares o independientes, pensionados y jubilados, entre otros).


- Personas jurídicas o empresas (corporaciones, asociaciones, fundaciones, entre otros).


¡Todos pueden optar por un financiamiento! Es importante tener en cuenta que el tipo de financiación a escoger para un proyecto o meta determinada depende de diversos factores, tales como la urgencia para llevarlo a cabo, el tipo de cliente, los ingresos y egresos mensuales, el tiempo en el cual se estima que será posible devolver el dinero, y el volumen de recursos necesarios para la puesta en marcha. 


Tipos de operaciones de financiación


Las entidades financieras tienen generalmente tres tipos de operaciones de financiación:


-Operaciones de préstamo.


-Operaciones de crédito.


-Operaciones de intermediación.


La diferencia principal es que las operaciones de préstamo están vinculadas habitualmente a un proceso de adquisición, ya sea en bienes o servicios, se conceden para adquirir algo concreto. Las operaciones de crédito no están vinculadas a ninguna finalidad específica sino general. Podemos, por tanto, decir que en un préstamo se financia el coste de algo; mientras que en un crédito se pone a nuestra disposición una cantidad de dinero durante un período de tiempo.


Las operaciones de préstamo serán de varios tipos en función de las garantías y de su finalidad, pueden optar clientes tanto empresariales como particulares dividiéndose principalmente en:


-Préstamos de garantía personal.


-Préstamos de garantía real o hipotecaría.


 Los créditos dependiendo de sus operaciones suelen usarlos más los clientes naturales dependiendo de su condición (asalariados, particulares y jubilados), sin embargo actualmente las empresas optan por esta operación por su rapidez y facilidad, dentro de las operaciones más usuales actualmente se encuentran:


-Créditos personales.


-Tarjetas de crédito.


-Cuentas o pólizas de crédito.


Las operaciones de intermediación son aquellas que conjugan la prestación de un servicio con el establecimiento de una financiación, los clientes potenciales para esta acción son las empresas. Dentro de este bloque nos encontramos con las siguientes operaciones:


-Descuento comercial


-Anticipo de créditos comerciales


-Leasing


-“Factoring” o factoraje


-Confirming


-Pagare


Muchas personas, tal vez por miedo o desconocimiento no asumen el reto de hacer sus metas y proyectos realidad. Las operaciones de financiación que prestan las entidades financieras hoy en día, permiten que cualquier tipo de cliente emprenda y consolide de manera efectiva sus planes, ajustándose a sus necesidades y condiciones. ¿Qué esperas? ¡Es tiempo de actuar, es tiempo hacer lo que siempre deseaste!


 


 


Palabras claves: operaciones, financiación, adquisición, créditos, préstamos, inversores, instituciones financieras, ingresos, egresos, intermediación, empresas, clientes.


 


Comparte este artículo en:

Social twitterSocial facebookSocial linkedin