Opciones básicas y distribución de tu economía


Image162

En materia laboral siempre es importante saber por qué, cómo y para quién trabajamos, así como la distribución de nuestra economía. ¿Cuál es la intención? Que descubramos todo el esfuerzo y el tiempo que estamos invirtiendo para cosechar grandes frutos en el futuro. Las personas tienen diferentes metas y propósitos en la vida, sin embargo, vivir tranquilo y prosperar, son algunas en que la mayoría coincide.


¿Por qué trabajas?


Seguramente laboras por la necesidad de cubrir todas tus necesidades básicas y para darte algunos gustos o viajes que tienes en mente, tanto para ti como para tu familia. ¡Esto es lo más común!


Muchas personas van más allá de todo esto, les apasiona su trabajo y hacen que cada día valga la pena. Por esta razón, es preciso citar una sabia frase de Confucio que dice: “Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida”.


¿Cómo trabajas?


Esto tiene que ver con un entorno laboral agradable y si siempre tienen claras las técnicas que deberán usar, la cantidad y el tipo de recursos para poder cumplir con lo que te están pidiendo, en un tiempo específico y sin errores. 


¿Para quién trabajas?


Siempre tenemos expectativas altas con nuestros líderes y jefes; así como también si las personas y empresa cumplen con todos los beneficios que nos plantearon al firmar el contrato de trabajo. Por esta razón, el esfuerzo y las horas invertidas en un espacio laboral deben ser respetados conforme a la ley.


Distribución de tu economía:


Todas las empresas deben especificarle a sus colaboradores o empleados como se desglosa su salario quincenal. Adicional a los descuentos conforme a ley del trabajo, el asalariado de manera personal tiene su propia distribución.


En el recibo o talonario de pago se desglosan los siguientes descuentos:


Seguro Social: Como empleado corresponde un descuento del 9 % del salario quincenal.


Seguro educativo: En este caso el descuento será del 1.25 % del pago realizado.


Otros descuentos: Estos reflejan una cuota que se debe pagar de manera quincenal o mensual por motivo de algún crédito o préstamo personal adquirido en cualquier entidad financiera o comercial. Según la ley no debe exceder el 20 % de su salario.


Algunas de las distribuciones básicas que realiza el trabajador de manera personal son:


- Compra de alimentos.


- Transporte y traslados.


- Pago de servicios (luz, agua, teléfono, cable).


- Pago de servicios escolares (mensualidades, transporte, guardería).


- Si no cuenta con vivienda propia, debe tomarse en cuenta el pago de un alquiler mensual.


- Entretenimiento y esparcimiento.


- Otros.


¡No dejes que las deudas te quiten la tranquilidad!


Tienes una buena relación laboral y ganas lo que para ti es justo, pero… ¿La distribución de tu dinero se va solo en deudas tanto internas como externas? ¡Todo tiene solución!


 


Tu tranquilidad es lo primero, despídete de tantos compromisos y de pagar intereses en todos lados. En Venmetro ofrecemos préstamos personales para que solventes tus problemas financieros y puedas retomar esos planes que tanto anhelas. ¡La distribución de tu economía ya no será un problema!


 


Como sabiamente dijo el escritor Orison Swett Marden: “La economía consiste en saber gastar y el ahorro en saber guardar”. Todo el esfuerzo y el tiempo que le dedicamos a nuestro trabajo, es el resultado de generar ingresos que nos permitan progresar, depende de nosotros hacer buen uso y distribuir conscientemente nuestra economía.


 


 


Palabras clave: Venmetro, necesidades, trabajo, recursos, beneficios, salario, descanso, préstamo, deudas, pagar.


Comparte este artículo en:

Social twitterSocial facebookSocial linkedin