El top 5 de los billetes con menor valor en la historia


Billetes menor valor

Todos soñamos con tener montones de billetes que nos permitan además de dormir con la tranquilidad de saber nuestro futuro garantizado, poder hacer posible toda clase de antojos y sueños irrealizables para aquellos que no cuentan con muchos ceros en sus cuentas bancarias. 


Sin embargo, no en todas las economías del mundo, tener billones o trillones significa que seamos multimillonarios, pues en algunos países, esas cifras apenas te podrian permitir costear una hogasa de pan o comprar algunas frutas.


La diferencia entre un dólar americano y un dólar de Zimbabue, radica en la solides de cada moneda y algo fundamental que debemos comprender, es que cuantos más ceros tiene un billete, mayor es el peligro de que en cualquier momento se convierta en basura. 


Generalmente este tipo de dinero con denominaciones millonarias, se imprime cuando los países están inmersos en guerras o en profundas crisis económicas y políticas, que hacen disparar los niveles de inflación al punto de alcanzar la categoría "híper". 


Revisando la historia, existen cinco (5) billetes que se destacan del resto de las monedas del mundo, por la poca envidiable condición de poseer la mayor cantidad de ceros, siendo emitidos en Hungría, Zimbabue, Alemania, Yugoslavia y Grecia.



  1. Hungría con su billete de 100 trillones de Pengos (1945-1946)


Cuando esta nación europea firmó el tratado de paz con los Aliados durante la II guerra mundial en 1945, se comprometió a pagar increíbles sumas de dinero en reparaciones a los soviéticos, con montos equivalentes al 50% del presupuesto nacional húngaro.


Sin embargo esta promesa no pudo ser cumplida, pues el gobierno de Budapest no fue capaz de controlar la inflación, llegando a su peor momento en el año 1946, cuando los precios llegaron a duplicarse diariamente.


Tan grave fue la crisis, que el gobierno se vio en la necesidad de anunciar la última tasa de inflación todas las mañanas a través de la radio, para que los trabajadores pudieran negociar sus salarios.


Durante este periodo Hungría emitió el papel moneda de más alta denominación en la historia mundial que fue el billete de 100 trillones de pengos, que luego fue reemplazado por el adopengo y tiempo después por el florín.



  1. Zimbabue con su billete de 100 billones de dólares (2009)


Algunos analistas señalan como el punto de partida de esta crisis económica sin precedentes a la forma agraria del año 2000, momento en el que grandes extensiones de tierras pertenecientes a productores blancos, fueron redistribuidas entre agricultores negros sin tierra. 


Las expropiaciones produjeron una estrepitosa caída en la producción agrícola y las exportaciones, a lo que el gobierno respondió imprimiendo billetes, el resultado fue una hiperinflación desbordada.


Para enero del 2009, la ex colonia británica emitió el dólar zimbabuense de más alta denominación en la historia, el de 100 billones de dólares, aunque dejó de ser la moneda oficial en 2009, recién a mediados del 2015 fue retirado completamente de circulación.


Zimbabue fue gobernado durante 37 años por Robert Mugabe, lapso en el que el país africano redujo su crecimiento económico a la mitad entre 2000 y 2008, siendo considerado este dato por parte del Banco Mundial como la mayor contracción de una economía en tiempos de paz.




  1. Alemania con su billete de 100 billones de marcos (1923) 


La moneda del imperio alemán venía haciendose más debil desde la Primera Guerra Mundial, cuando el gobierno tuvo que imprimir grandes cantidades de efectivo para enfrentar el costo del conflicto bélico.


Las nuevas emisiones de papel moneda fueron conocidas como "papiermark", pues carecían de respaldo en oro, por lo cual no podía garantizar el verdadero valor de los billetes.


Concluida la guerra, la tasa de inflación se disparó, llegando a su máximo nivel hacia fines de 1923, cuando el gobierno aleman anunció que reemplazaría el "papiermark" por el "rentenmark". El billete de más alta denominación impreso fue el de 100 billones de marcos.



  1. República Federal de Yugoslavia con su billete de 500.000 millones de dinares (1994)


La antigua República Federal de Yugoslavia, que estuvo conformada por los territorios de Serbia y Montenegro, vivió uno de sus peores momentos inflacionarios registrados hacia finales de 1993 e inicio de 1994, calculándose una tasa de inflación del 65% diario.


Slobodan Milosevic, presidente de la Ex-Yugoslavia, financió sus campañas bélicas mediante la impresión indiscriminada de dinero inorgánico. 


Para hacer frente a la falta de circulante, el gobierno agregaba ceros a sus billetes sin control. Sin embargo, la situación empeoró hasta tal punto, que fue necesario emitir un billete de 500.000 millones de dinares, el cual en poco tiempo perdió todo su valor.


El proceso hiperinflacionario duró cerca de dos (2) años, periodo en que ese país no tenía capacidad productiva y además enfrentó un severo bloqueo internacional, llevando poco a poco a la disolución de la República Yugoslava.



  1. Grecia con su billete de 100.000 millones de dracmas (1944)


Este país europeo había sido una economía bastante próspera hasta el año 1940, cuando los efectos de la guerra terminaron por dejarlo en la completa ruina.


Ante la imposibilidad de sostener su economía, el gobierno comenzó a emitir dinero sin respaldo, detonando una gran crisis que no pudo ser detenida. Para el mes de octubre de 1944 se calcula que la inflación llegó a cerca de 18% por día.


Durante la Segunda gran guerra, la hiperinflación destruyó Grecia. El desastre económico comenzó en el año 1943 pero su nivel más álgido llegó en 1944. El billete con más ceros que se llegó a imprimirse en su territorio  fue el de 100.000 millones de dracmas.


Si bien la historia está llena de ejemplos, el próximo país que amenaza por irrumpir en esta lista poco deseada será Venezuela, nación latinoamericana que para 2018 alcanzó la mayor tasa de inflación mundial.


Comparte este artículo en:

Social twitter  graySocial facebook  graySocial linkedin  gray
Cerrar X
Mail blog

Suscríbete para más noticias y tips.


¿Te gusto esta nota? Te invitamos a que te suscribas a nuestro newsletter semanal, para más consejos sobre tu finanza personal.