Créditos: ¡Beneficios y Riesgos!


Image 48

Solicitar un crédito puede ser útil para casos puntuales que requieran grandes inversiones, pero sin excederse, porque más allá de traerte beneficios, si los usas de manera incorrecta puede ocasionarte riesgos y algunas consecuencias, así que ¡ten cuidado y úsalo con sensatez! 


Por eso, es importante que conozcas los beneficios y riesgos de pedir un crédito antes de tomar una decisión; el objetivo es que estés seguro de que podrás pagar la cantidad que pidas sin necesidad de sacrificar el dinero que tengas guardado de tus ahorros o para alguna emergencia. 


Beneficios:


- El crédito que solicitaste te permitirá comprar algo sin la presión de tener que pagarlo de inmediato, porque te ofrece la opción de cancelarlo en cómodas cuotas.


- Podrás hacer realidad el sueño de adquirir una vivienda, vehículo, negocio, estudios de tus hijos, viajes, entre otros.


- Muchas instituciones bancarias y plataformas de créditos tienen buenas tasas y tarifas bajas de pago.


- Te quitas la preocupación de cargar tanto efectivo en tu cartera.


- Servirá para completar esa cantidad que tanto necesitabas.


- Comprarás algún producto con un descuento, ya que lo estarás adquiriendo en el momento de alguna promoción.


Riesgos:


- Más deudas que ganancias por pedir una cantidad que sabes que no podrás pagar.


- Tener que utilizar tus ahorros por no realizar los pagos a tiempo. ¿Quieres eso? Seguro que tu respuesta fue negativa, entonces es momento de pensar mejor y usar el dinero sin abusar.


- En caso de no cancelar en el tiempo establecido, te aumentarán los intereses y quedarás mal frente al banco. ¿Qué ocasionará esto? Fácil, si en un futuro llegas a necesitar más dinero, nadie estará interesado en dártelo, porque comprobarán que no eres responsable con tus pagos. ¡Cuidado!


- Caer en la tentación de comprar por impulso, olvidando por completo que los créditos son para cosas importantes.


- Quedarte sin nada en el bolsillo por no llevar un presupuesto de todo lo que gastas mensualmente.


- Si luego de leer esto, decides pedir un crédito, es necesario que tomes en cuenta algunas recomendaciones:




  • Contar con un trabajo estable: no puedes solicitar dinero, si no cuentas con un ingreso quincenal o mensual, ya que actualmente las instituciones financieras están más estrictas que antes, y para prestarte lo que necesitas, primero investigarán si podrás pagar lo que pediste en el tiempo que ellos te digan.


  • No pedir más dinero del que puedas pagar: entendemos que necesitas adquirir algo, pero si la cantidad no cumple con lo que estableciste en tu presupuesto, es mejor dejarlo para otra ocasión. ¡No te desesperes!


  • Hacer tus pagos a tiempo: tienes cómodas cuotas para cancelar el crédito que solicitaste, pero esto no quiere decir que dejarás que se acumulen porque gastaste el dinero en los productos básicos y en los gastos generales de la vivienda; por eso es muy importante ser organizado y establecer límites.


Finalmente, tampoco gastes todo lo que solicitaste, recuerda que la idea es evitar más deudas. Así que deja una parte para cumplir con cualquier compromiso financiero que se pueda presentar y te darás cuenta que al pedir un crédito tendrás más beneficios que riesgos. ¡Mucho éxito!


 


 


Palabras claves: Crédito, beneficios, riesgos, comprar, efectivo, completar, descuento, deudas, presupuesto, gastos, límites.


Comparte este artículo en:

Social twitterSocial facebookSocial linkedin