¡Consolidar deudas es más fácil de lo que crees!


Image 17

Cuántas veces te has preguntado con desesperación: ¿podré consolidar mis deudas? Si eres de los que repiten esto con frecuencia y aún no encuentras cómo hacerlo; entonces es momento de cambiar esa rutina y buscar soluciones para salir de tus obligaciones económicas. Aunque no lo creas, esto puede ser fácil, solo debes organizarte, establecer tus prioridades y actuar.


Una vez que tengas claras tus prioridades, el siguiente paso será revisar cuánto dinero tienes disponible en tu cuenta y la cantidad que puedes usar para cubrir las deudas, pero recuerda que lo más recomendable es que sea solo un 10 o 15 % de lo que ganas. Ahora, si sientes que necesitas gastar más de lo acordado, también puedes recurrir a un préstamo, pero sin abusar.


Pedir prestado te puede ayudar a libertarte de algunos compromisos financieros que solo te causan estrés y dolor de cabeza. ¿Sabes qué es lo mejor de todo? La facilidad de pago; porque el banco solo te descontará de tu sueldo cómodas cuotas mensuales hasta que logres cubrir por completo la cantidad solicitada. En la actualidad existen otras opciones financieras, como por ejemplo las plataformas en línea, cuyo principal objetivo es facilitar el trámite de préstamos.


No cuentes solo con los ahorros


Para consolidar tus deudas no dependas de los ahorros, porque estos te pueden servir para una emergencia. Por eso te recordamos la importancia de sentarte a organizar en una agenda cuáles son tus gastos principales y aquellos que pueden esperar.


Quieres salir a comer algo, pero sabes que si lo haces te tocará descompletar el dinero que tenías guardado para poder pagar las tarjetas de crédito, los servicios básicos o el seguro del carro; entonces piensa mejor y di lo siguiente: “ese antojo puede esperar, mejor me quedo en la casa y me preparo algo”. Este consejo también aplica para la ropa, zapatos, viajes, entre otros.


No estamos diciendo que no podrás hacer lo que te guste de vez en cuando o invertir en algún producto deseado, pero si tu meta principal es salir de todas las deudas, debes mentalizarte que será necesario sacrificar algunas cosas para cumplir con tus compromisos, y esto no será fácil, pero tampoco imposible de lograr.


Como decía Orison Swett Marden: “La economía consiste en saber gastar y el ahorro en saber guardar”. Esto es cierto, ya que de nada te servirá tener un fuerte ingreso quincenal o mensual, si cuando apenas esté disponible en tu cuenta, lo gastarás en cosas que pueden esperar un tiempo más, pero todo dependerá de ti.


Las deudas tienen un plazo fijo para ser canceladas, no olvides esto. La intención no es asustarte, solo recordarte que es necesario establecer tus prioridades. Finalmente, te invitamos a hacer algo práctico para terminar de eliminar la presión que sientes cada mes: a medida que vayas cumpliendo con tus cuotas, ve tachándolas de la agenda; esto te hará sentir mejor, porque notarás que gracias a tu compromiso y a tu capacidad de saber gastar y ahorrar, ¡podrás consolidar todas tus deudas!


 


 


Palabras claves: consolidar, deudas, compromisos, agenda, ahorro, plazo, gastos, cuenta, prioridades, ingreso, metas.


Comparte este artículo en:

Social twitterSocial facebookSocial linkedin