¡Cómo estirar la quincena y no morir en el intento!


Image 58

¿Te depositaron la quincena y no sabes cómo hacer para estirarla? ¡No te preocupes! Solo sigue algunos pasos que mostraremos a continuación para lograr esa meta y no morir en el intento. Recuerda que no será fácil, pero si te organizas, no tendrás que lamentarte por nada.


Es necesario que inicies escribiendo en una lista si tienes deudas pendientes. Una vez que lo hagas, saca la cuenta y especifica lo que utilizarás de la quincena, pero sin exagerar, porque estos no serán los únicos gastos que deberás cubrir.


No olvides que para las deudas se recomienda usar solo un 10 o 15 % de tu sueldo. Luego establece cuáles son los gastos que faltan y el dinero que te quedará para tus ahorros, porque no sabes en qué momento lo podrás necesitar para alguna emergencia.


Entendemos que a veces te provoca salir a divertirte con tus familiares y amigos, pero antes de hacerlo, piensa por un momento lo siguiente: si uso tres tarjetas para pagar lo que necesito, mejor dejo dos en la casa, y así me limito a adquirir lo justo.


Además, en la mayoría de los casos, durante esas salidas con tus seres queridos, cada quien aporta una parte para completar la cuenta del sitio al que fueron a comer o a divertirse. Compartir gastos no es malo, porque de esta forma se salvarán de tener que descompletar el dinero destinado para otras cosas.


Asimismo, comienza a reducir tu presupuesto. Compra lo que necesites: comida, dulces, jugos, entre otros. También te pedimos que no escojas lo primero que veas en la tienda que está cerca de tu vivienda, solo porque no quieres ir a otros sitios donde los productos son más económicos.


Tu meta es administrar bien tu dinero, no generarte deudas innecesarias. Vale la pena recorrer otros sitios para comprar los mismos productos pero en grandes cantidades y más baratos; así te asegurarás de que estos te alcancen hasta la próxima quincena.


La idea es que de cada quincena siempre quede un poco de dinero en la cuenta, sin incluir el que destinarás para los ahorros. Ahora, si eres de los que piensa que la inflación actual puede ocasionar que administrar tu dinero no sea una tarea fácil, quedará de tu parte hacerlo posible. ¡El único que se pone límites en el camino eres tú!


Como decía Ben Jonson: “El hombre que sabe gastar y ahorrar es más feliz, porque disfruta de ambas cosas”. ¡Esto es cierto! Cuando sabes administrarte usando el dinero para pagar lo necesario y dándote un gusto una vez al mes, el resultado siempre será positivo para ti.


Revisa tu cuenta


Es importante que revises tu cuenta un día antes de la otra quincena. ¿Para qué? Para motivarte, porque así verás si fuiste capaz de cumplir con todos tus compromisos financieros sin morir en el intento, y para que esto sea posible, debes liberar tu mente de esos pensamientos negativos que te impiden lograr tus objetivos al 100 %.


Finalmente, te invitamos a colocar en otra lista los gastos que te tocará cubrir el próximo mes, así te adelantas y organizas el dinero que utilizarás, sin tomar en cuenta los ahorros o esas tarjetas de crédito que te pueden ayudar en otras ocasiones.


 


 


Palabras claves: Quincena, ahorro, gastos, cuenta, mente, límites, organización, dinero, lista, presupuesto.


Comparte este artículo en:

Social twitterSocial facebookSocial linkedin