Buenas referencias crediticias: ¡Tu carta de presentación!


Image 97

¿Necesitas que te aprueben un crédito rápido pero tienes miedo de que no lo hagan? ¡Enfócate en las referencias crediticias! Aunque no lo creas, es importante que otras personas o entidades financieras digan que eres un individuo confiable, capaz de cumplir con tus pagos a tiempo; esto tendrá mucha influencia al momento de darte la cantidad que te hace falta. 


Además, las instituciones financieras siempre estarán pendientes de los movimientos que hagas desde tus cuentas, el tiempo que tienes con ellas; investigarán si eres responsable y sobre todo, si cuentas con los ingresos para cubrir lo que estás solicitando en un tiempo determinado.


A continuación te daremos algunos consejos al momento de pedir un crédito o préstamo:


-Organización y determinación: cuando llevas una lista donde incluyes cuáles son tus ingresos y egresos mensuales, gastos básicos y ahorros, podrás analizar con calma cuánto vas a pedirle al servicio financiero y la forma de pagarlo con el fin de evitar deudas y preocupaciones.


-Mantener al día el pago mínimo de las tarjetas de crédito: recuerda que se tomará en consideración la frecuencia con la que usas alguna tarjeta para pagar algo que quieras, pero recuerda que deben estar al día para demostrar que eres comprometido con los pagos.


-Ampliar tu registro de créditos: para solicitar un crédito grande con la intención de pagar la inicial de la casa de tus sueños, la entidad pensará en aprobarle primero a aquella persona que ya ha pedido cantidades anteriormente, sobre todo, si estas han sido para pagar el carro o algún producto costoso.


-No abuses de las solicitudes: entendemos que quieres tener muchas referencias crediticias para que te aprueben con rapidez lo que deseas, pero no por eso vas a abusar. Cuando pides un préstamo o crédito más de tres veces en un tiempo específico, tendrás que pensar cómo harás para cancelar todo sin olvidarte de ninguno, porque puedes recibir una respuesta negativa que pasará de forma automática a tu historial.


Si sabes que pediste más de lo que puedes pagar, entonces te tocará hacer un esfuerzo y limitarte con algunas cosas a las que estás acostumbrado para salir de las deudas, porque mientras más referencias negativas tengas, las oportunidades para obtener lo que quieres, serán bajas.


-Cumple con tus cuotas: aunque los intereses de los créditos sean altos, la entidad siempre te ofrecerá cómodas cuotas para solventar lo que debes, con el fin de beneficiarte. Sin embargo, esta será muy exigente, porque si ya se comprometió a ofrecerte el dinero, tú tendrás que garantizar que mensualmente vas a pagar sin inconvenientes.


Dentro de los requisitos para solicitar un crédito o un préstamo como asalariado o independiente se encuentran:


-Copia del documento de identidad.


-Copia de la última ficha del Seguro Social


-Carta o constancia de trabajo.


-Referencias y movimientos bancarios.


-Buenas referencias de crédito.


Todo requisito o exigencia va a depender de cada entidad financiera, estos se encargarán de averiguar si eres una persona responsable y puedes cumplir con tus compromisos mensuales, no debes olvidar que si una persona, una empresa o cualquier servicio financiero da buenas referencias crediticias de ti, se te abrirán nuevas puertas y nuevas oportunidades. ¡Estas siempre formarán parte de tu carta de presentación!


 


 


Palabras claves: crédito, movimientos, consejos, lista, frecuencia, pagar, referencias crediticias, entidad financiera, deudas, cuotas, préstamo.


 


 


Comparte este artículo en:

Social twitterSocial facebookSocial linkedin