Banca Online: ¿Mi dinero está seguro?


Image 52

¿Eres de esas personas ocupadas que pocas veces puede acudir a su institución financiera? ¡Tranquilo! Aquí te mostraremos algunas ventajas y consejos de seguridad al realizar todos tus trámites, operaciones y consultas de movimientos a través de Internet. El objetivo es que te sientas cómodo, ganes tiempo y que a su vez compruebes que tu dinero está seguro.


Existe un riesgo al momento de hacer transferencias o cualquier trámite en tu ordenador personal o dispositivo móvil, pero esto es normal. Sin embargo, los servicios financieros siempre están actualizando de forma progresiva sus páginas para ampliar su seguridad.


Por eso te piden que para ingresar a la página debes colocar tu usuario y contraseña, y si te equivocas con algún dato más de tres veces, te la bloquearán o te pedirán que respondas las preguntas de seguridad; por eso también es importante que tengas a la mano la información que crees que te solicitarán al momento que se te olvide tu clave o el nombre que escogiste para iniciar sesión.


Ventajas de la Banca Online:


-Facilidad para hacer cualquier operación: si quieres hacer transferencias, pagos de servicios básicos, depósitos a tu cuenta y a las de terceras personas, efectuar inversiones, estar al día con los pagos de la tarjeta de crédito y consultar tus últimos movimientos, Internet es una de tus mejores opciones.


El proceso es sencillo y la mejor parte es que no tendrás que pasar horas en una fila esperando que llegue tu turno, sino que lo podrás hacer desde el sitio donde te encuentres (casa, oficina, carro), a través de cualquier dispositivo, descartando la opción de llevar tanto dinero en tu cartera, porque todo será de forma digital.


Imagina que estás en una de las tiendas que más te gusta, y quieres comprobar que tienes suficiente dinero en la cuenta: ¿Crees que te dará tiempo de ir hasta la entidad bancaria para revisar tu saldo? ¡No! Entonces, tu mejor opción será sacar tu dispositivo móvil y verificarlo de forma rápida y fácil.


-No hay límites de horario para ingresar: otro beneficio que tienes, es que puedes acceder a la página del servicio financiero a cualquier hora, durante los siete días de la semana, porque en Internet no hay horarios establecidos. Así que tú eres el que podrá elegir cuál es el momento más conveniente para llevar a cabo tus operaciones.


-Las comisiones son bajas: ¿Lo sabías? ¡Excelente! La intención es que el cliente pueda aprovechar al máximo esta opción de hacer sus operaciones desde su casa u oficina. Ahora, si eres de los que se sienten mejor cuando los atienden en las sucursales, también es una buena elección.


Consejos de seguridad cuando realices tus operaciones online:


-Asegúrate de tener instalado y actualizado un antivirus, un firewall y un software antispyware.


-Nunca utilices tu número de identificación como usuario o contraseña.


-Cerciórate de que tu contraseña tenga 8 o más caracteres, y combina letras, números y símbolos.


-Una vez que hayas accedido a tu cuenta online, no dejes tu ordenador o dispositivo. Cuando hayas terminado de operar, sal de la aplicación cerrando la sesión y la ventana.


-Asegúrate de que aparezca el icono de un candado o llave sin romper abajo, en la barra de estado de la ventana de tu navegador, esto indicará que la conexión es segura.


-Nunca respondas correos electrónicos, llamadas telefónicas, ni sitios Web que te piden introducir o comprobar datos privados.


Es sencillo, cómodo y rápido realizar operaciones por la red, pero no es un secreto para nadie que existen personas que se dedican al robo online, por esta razón es que debes ser muy cuidadoso con tus rutinas financieras y sacarle el mayor provecho a este gran invento. ¡Recuerda que tu tranquilidad siempre será lo más importante, mientras tu dinero esté seguro, tú estarás feliz!


 


 


Palabras claves: banco, riesgo, cuenta, Internet, dinero, dispositivo, horarios, comisiones, operaciones, seguro.


Comparte este artículo en:

Social twitterSocial facebookSocial linkedin