¿Adicta a las compras? Cómo dejar de gastar dinero


%c2%bfadicta a las compras maneras de parar de gastar dinero   venmetro

¿Tus hábitos de gasto están fuera de control? ¿Tus amigos te han dicho que eres una compradora compulsiva? ¿Estás agotando tus tarjetas de crédito y ya no puedes con tus deudas?


Aquí te van algunos consejos diseñados para ayudar a frenar las tentaciones de gastar dinero. ¡Presta atención!


Conoce lo que tienes


Tómate el tiempo para organizar lo que posees, y deshacerte de los artículos que ya no usas, que ya no te gustan, que están demasiado anticuados para mostrarlos, o en el caso de los productos perecederos, los que ya no están disponibles.


Una vez que las cosas estén organizadas, será más fácil verificar lo que tienes la próxima vez que piensas que necesitas algo. Es posible que ya tengas lo que crees que necesitas comprar, pero simplemente no puedes encontrarlo.


Deshazte del plástico


Adopta una política de “solo efectivo”, o utiliza tu tarjeta de débito (después de deshacerte de tu protección contra sobregiros) cuando compres. Las tarjetas de crédito aumentan la tentación de gastar más de lo que puedes pagar.


Cancela las tarjetas de crédito de las cadenas de tiendas. Si no obtienes los cupones en las declaraciones mensuales de tu tarjeta de crédito, evitarás la tentación de comprar.


Evita comprar cuando estés aburrida o deprimida


Visitar tiendas cuando estás hundida o simplemente aburrida, puede resultar en la compra de más cosas que no necesitas. Desvía esa energía no gastada a algo positivo y autocomplaciente, como tomar un baño largo, buscar en la biblioteca un buen libro o película, hacer ejercicio o invitar a un amigo a tomar un café.


Si consideras que tienes mucho tiempo, intenta trabajar como voluntario en algo que te interese.


Crea listas


Ya sea que vayas a la tienda de víveres o al centro comercial, tómate el tiempo para hacer una lista de las cosas que necesitas, no de las que deseas. Es útil hacer la lista, luego editarla y hacer una segunda.


Una vez dentro de las tiendas, mantente enfocada en comprar solo los artículos de tu lista. ¿Ves algo más que crees que necesitas? Ve a casa, verifica lo que tienes y asegúrate bien de que lo necesitas.


Siempre puedes volver al día siguiente para comprarlo.


Presta atención de dónde compras


Cuando sea hora de ir de compras, ve a una tienda de víveres. Cuando vas a tiendas que venden de todo tipo de artículos, la tentación de acumular artículos que no sean comestibles, puede ser demasiado para los compradores.


Cualquier ahorro que pensabas que obtendrías en alimentos desaparecerá con los otros artículos no alimenticios que termines comprando.


Evita hacer compras con otros adictos


Comprar con alguien que tiene malos hábitos de consumo influirá en tus hábitos de compra. Siempre puedes hacer algo más con esa persona, que no incluya gastar dinero de manera imprudente.


En su lugar, compra con un amigo frugal que normalmente salga de las tiendas con las manos vacías.


Recuerda: hoy no lo necesitas


Si te tomas un tiempo para pensar en tus compras, puedes terminar dándote cuenta de que esos artículos no son necesarios hoy. Al pedirle a un empleado de la tienda que ponga los artículos en espera, o simplemente dejarlos en la tienda hasta el día siguiente, puedes darte cuenta de que no son artículos que necesitas tener.


Paga tus facturas antes de comprar


¿Vas al centro comercial con amigos? Establece un tiempo para pagar tus facturas y revisa tu cuenta corriente y los saldos actuales de tu tarjeta de crédito. Una dosis de realidad antes de llegar a las tiendas ayudará a reducir el deseo de gastar dinero.


Identifica el propósito


Parte de romper el hábito de comprar es saber qué propósito cumplirá. Cuando el propósito de lo que deseas comprar termine siendo impreciso, regresa el producto a la vitrina. Puedes comprarlo una vez que estás segura de porqué lo necesitas.


Trata de hacer compras como las personas que odian hacerlo


Las personas que no disfrutan de las compras irán a la tienda, entrarán, obtendrán el artículo que necesitan, irán al registro de salida, pagarán el artículo y se marcharán. No tienen que caminar por todos los pasillos de la tienda. Puede sonar aburrido, pero así ahorran dinero.


Utilizar estos consejos para evitar el derroche de dinero y la culpabilidad que esto conlleva puede traerte el verdadero placer de comprar algo que necesitas y puedes pagar, en lugar de comprar algo que solo quieres y que no puedes pagar.


¿Estás lista para comenzar a comprar de manera inteligente?


 


Comparte este artículo en:

Social twitter  graySocial facebook  graySocial linkedin  gray