4 señales que te indicarán que estás gastando dinero en cosas innecesarias


4 sen%cc%83ales que te indicara%cc%81n que esta%cc%81s gastando dinero en cosas innecesarias  venmetro

Algunos pensarían que es obvio que las personas que tienen problemas al ser compradores compulsivos pudieran reconocerlo fácilmente, pero no tiene por qué ser necesariamente de esa manera. Las personas que tienen entre sus hábitos cotidianos adquirir cosas innecesarias no siempre encajan en ese estereotipo de los compradores compulsivos como nos los muestran las películas y los medios de comunicación.


De hecho, gran cantidad de personas hace compras innecesarias en su día a día sin ni siquiera percatarse de esta actividad que puede ser muy dañina para sus ingresos, pero en muchas ocasiones ni lo notan objetivamente porque no tienen un presupuesto por el cual regirse. Si en la actualidad tienes problemas por el dinero, tu trabajo no te paga lo suficiente o simplemente estás descontento, aprende en Gananci cómo ganar dinero de maneras no tan convencionales para diversificar tus ingresos a partir de hoy.


El problema no es gastar el dinero, de hecho para eso es que queremos ganarlo. No sirve de nada tener un montón de dinero si no podemos hacer nada con él. El valor del dinero viene dado por lo que puedes hacer con él. Así que si eres turista y estás en un pueblo desolado con moneda de tu país, no podrás comprar nada en dicho pueblo a menos que existan casas de cambio, si no, el dinero que lleves contigo será simplemente papel sin ninguna utilidad.


Lo que pasa, es que más allá de gastar el dinero, la idea debería ser multiplicarlo para tener una mayor estabilidad o tener la posibilidad de hacer cosas más grandes para ti y para tu familia. Esto no significa que dejes de gastarlo, sino que puedas tener cierta disciplina al momento de hacerlo, para que después puedas ver los resultados.


Esto en muchas ocasiones puede ser algo difícil, sobre todo cuando vivimos rodeados de publicidad en todas partes que nos quieren vender cosas increíbles que prometen hacernos felices, darnos status, hacernos lucir más atractivos ante los ojos de las personas que queremos, mejorar nuestro estilo de vida, ahorrar tiempo y mucho más. Pero la realidad es que nos hacen consumistas. No necesitamos comprar todo lo que vemos en la tv, ni tampoco todo lo que nos venden en persona a diario, aunque podamos pensar que sí.


Si tú todos los días cuando sales de tu casa al regresar traes menos dinero y no sabes en qué se te pudo haber “ido”, puede que estés comprando cosas que no necesites y las siguientes señales te lo dirán. Así abrirás los ojos y podrás empezar a cambiar esos hábitos:


1.- Al regresar a casa, casi siempre traes algo nuevo contigo: puede ser comida, algún objeto, esto no es relevante, lo que cuenta es que regresas con algo con lo que no saliste y no tenías pensado comprar.


No tienes que ser rico para que esto te ocurra, puede pasar en cualquier nivel y es porque te dejas llevar por el momento, lo que convierte dicha compra en una compra por impulso. Antes de hacer cualquier compra, pregúntate qué pasaría si no adquirieras lo que estás a punto de comprar.


Si tu respuesta es que no pasa nada relevante, entonces puedes prescindir de hacer esa compra. No se trata de ser tacaño, tu bolsillo te lo agradecerá y verás cómo el dinero empieza a rendirte mucho más.


2.- Tienes en casa demasiadas cosas que no utilizas: puede ser desde ropa, artículos de cocina o del hogar en general. Muchas veces estas cosas no están a simple vista ya sea porque las compraste y nunca las desempacaste, porque las tienes guardadas en caso de alguna ocasión especial o porque simplemente se pierden entre la gran cantidad de cosas que hay en tu casa.


Esto es señal de que compras cosas que son innecesarias para ti y para tu estilo de vida. lo mejor que puedes hacer es deshacerte de ellas, solo están ocupando espacio. Una buena manera de sacarlas de tu vida es vendiéndolas a través de Facebook porque es probable que alguien cerca de ti sí las necesite y esté dispuesto a pagar por ellas.


3.- Te cuesta decir que no: si una persona llega a tu lugar trabajo o casa vendiendo algo y pocas veces te niegas, lo más probable es que termines comprando cosas que son innecesarias. No siempre tienes que aceptar, no temas decir que no por herir los sentimientos de la otra persona o algo por el estilo. Los vendedores experimentados están entrenados para ello.


Si compras algo solo porque está en oferta, sin ponderar que tan relevante es para ti, no quiere decir que seas un comprador compulsivo porque esto ya es una patología, pero sí significa que requieres mejorar tu criterio para que tus finanzas personales no sufran.


4.- Constantemente te endeudas para pagar compras simples: los créditos en las tiendas están hechos no solo para “facilitarte la adquisición de productos”, sino para que no tengas excusas de comprar, así puedes acudir a ese instrumento financiero y seguir comprando así no tengas disponibilidad en ese momento.


No sigas cayendo en esta trampa. Solo compra si tienes el dinero disponible y si de verdad requieres el producto o servicio. No dejes que nadie te apure o presione en la decisión. Las deudas solo valen la pena si son para una inversión, si son para educación o para gastos extraordinarios que tengan la capacidad de mejorar significativamente tu calidad de vida.  evita las deudas para gastos regulares o para cosas de las que puedes prescindir.


 


Comparte este artículo en:

Social twitter  graySocial facebook  graySocial linkedin  gray
Cerrar X
Mail blog

Suscríbete para más noticias y tips.


¿Te gusto esta nota? Te invitamos a que te suscribas a nuestro newsletter semanal, para más consejos sobre tu finanza personal.